La vida de Nolan Porter es el fiel reflejo de la historia del Northern Soul. No solo ha sido uno de sus máximos representantes sino que –y como consecuencia- han compartido su auge, caída y resurgimiento. También es cierto que él nunca se enteró de su éxito en el Reino Unido en la década de los setenta hasta 1996 (imagino que entre emisoras de radio piratas y otros canales de difusión informales pudieron dificultar la llegada de royalties). “If I Could Only Be Sure” se publicó tan solo dos años más tarde de que se acuñara el término Northern Soul, de manera que se dieron las condiciones para que el tema fuera exportado con éxito a las tiendas de Londres. La misma historia sirve para hablar de su otro éxito “Keep On Keepin’ On”, que se convirtió en un himno instantáneo en las islas. De hecho, la RCA les pidió a los integrantes de Joy Division –por entonces bajo el nombre de Warsaw- que la interpretaran, algo a lo que éstos se negaron. Sin embargo, sí terminaron por adaptarla en el tema que hoy conocemos como “Interzone” y que se encuentra en el álbum “Unknown Pleasures”.

Fue justamente la escena Manchester que se avecinaba de la mano de bandas como New Order la que eclipsó una escena que desde hace unos años vuelve a renacer. Y en este renacimiento, que no solo se está dando en el Reino Unido sino también en otros países como el nuestro, Nolan Porter se ha convertido en uno de sus embajadores conjuntamente con otras figuras conocidas de la escena.

“If I Could Only Be Sure” es un tema que se desmarca con facilidad, con una marcha menos, se trata de un hit menos frenético que los habituales hits de la escena, pero con una mayor carga emocional. Con tales características propone al oyente dos opciones, bailar o quedarse escuchando con una sonrisa bobalicona en la boca. Y es que estamos ante la pura representación de “la canción de amor”, la eterna, la del hombre entregado dispuesto a todo, de los que no tienen problema alguno en expresar sus sentimientos y, lo más importante, sin un ápice de cursilería. Así que baila, canta y enamórate, machote.